Comercio Internacional
Mostrando entradas con la etiqueta Comercio Internacional. Mostrar todas las entradas

lunes, 18 de julio de 2016

Sobre el comercio exterior - Nociones previas



Hace algunos meses atrás, brindé una charla sobre Comercio Exterior. Fue realizada de manera online, a través de una videollamada. La charla fue parte de un seminario de emprendimiento dado a los jóvenes estudiantes de Cusco, Perú.

A mí, por supuesto, me dio mucha alegría participar y poder hablar en específico del comercio entre Perú y España. Revisar algunas cifras, y además conversar sobre el entorno económico en que se desenvuelve un emprendedor español dentro de su país y la Unión Europea.

Para comenzar a tratar el comercio exterior entre Perú y España, comentamos algunas nociones previas que hay que tener en cuenta para poder llegar a ese punto y a partir de ahí, desarrollar el tema.
Cuando una persona o empresa desea iniciar sus actividades en el comercio internacional, debe hacerse varias preguntas. Estas preguntas deben cumplir la finalidad de trazar el camino para cumplir sus objetivos.
  • ¿Cómo?: preguntarnos ¿Cómo empezaré? ¿Cómo hago socios? ¿Cómo consigo las primeras ventas? etc. Hace que reflexionemos sobre las herramientas o vías que tenemos más próximas para comenzar a trabajar. Es importante esta pregunta porque a partir de ella tendremos una idea de lo que será nuestra estratégia a seguir.
  • ¿Cuándo?: Esta pregunta tiene muchas vías y formas de aplicar, ya que se responde de acuerdo al ámbito en el que deseamos actuar. Por ejemplo: ¿Cuándo comenzaré a exportar? ¿Cuándo comenzaré a vender? ¿Cuándo tendré mi primer cliente? etc. Este tipo de preguntas, además de contribuir con la estrategia de ventas, nos impulsa a mantener un cronograma de trabajo: un punto de partida y un punto de llegada en el calendario. La respuesta a esta pregunta varía dependiendo de algunos factores: si estás en el sector de la moda, dependerá de la temporada o de algún lanzamiento público; pero si estás en el sector de alimentos, dependerá de las fechas de las temporadas altas y bajas, de la demanda según la zona de ventas, entre otros.
  • ¿Dónde?: Para responder esta preguntar deberemos situar en el mapa nuestras ventas y por ende, nuestro público objetivo. Las zonas pueden ser tanto regionales, nacionales, continentales, etc. Si bien es cierto que con el uso continuo del internet en nuestros días, las zonas para presentar nuestros productos o servicios pueden ser a escala mundial, aún sigues existiendo fronteras que nos limitan nuestro actuar comercial, como por ejemplo: si no sabemos el idioma del lugar, no podremos dinamizar nuestro esfuerzo; si los impuestos que esta zona establece a nuestro producto son muy altos, el margen no podrá ayudarnos a ser sostenibles; si los usos y costumbres de la zona no incluye nuestro producto, será muy complicado hacernos de un espacio. Y un largo etc.
  • ¿Cuánto?: Para explicar la respuesta a esta pregunta, voy a dividirla en dos: una respuesta interior y otra exterior. Para responder la parte interior debemos realizar comenzar por conocernos a nosotros mismos, y sobretodo, saber con cuántos recursos contamos. El dinero y otros recursos (profesionales, personales, sociales, etc.), pueden ser factores determinantes en el proceso final de una venta. Por otro lado, para la repsuesta exterior, debemos respondernos el ¿Por cuánto?. Por cuánto estaremos dispuestos a comenzar a negociar o aspirar a observar otros mercados. No es lo mismo comenzar con 100 dólares a que con un millón. La Inversión de estos recursos en su conjunto podrían aumentar o no nuestra capacidad.
No olvidemos que contar y cumplir con cada paso, no es un símbolo de éxito asegurado. Comenzar en los procesos de importación o exportación involuccra varios factores ajenos a nuestro control. Pero ello no debe ser razón para descuidar el norte de nuestro negocio.

--
© Derecho -en los hechos-
Maira Gall