Comercio Internacional
Mostrando entradas con la etiqueta Comercio Internacional. Mostrar todas las entradas

jueves, 15 de junio de 2017

Perú: el internet como política sostenible

Internet

El uso intensivo del internet se encuentra en cada parte de nuestro día a día, tanto así que para muchas de las cosas que hacemos no tomamos en cuenta que estamos conectados a una red. Vivimos en una era en donde la comunicación a través de redes y base de datos es muy frecuente entre nosotros. La utilización de dispositivos móviles (celulares) ha creado toda una gama de experiencias y nuevas formas de dinamizar la economía en nuestra sociedad. Podemos hacer compras, así como enterarnos de noticias al mismo tiempo que enviamos un correo electrónico y/o coordinamos con el personal de nuestra empresa las actividades a desarrollar.

Sin embargo, esta facilidad en el uso de los dispositivos conectados a internet no es global, o al menos en nuestro país, aún se trata de una minoría que utiliza estos dispositivos de manera frecuente. Aunque la tendencia va hacia un uso intensivo en temas de comunicación y uso de datos, aún existen varios factores por desarrollar en nuestra sociedad, tales como asuntos de desarrollo de infraestructura y ampliación de mejores ofertas en telecomunicaciones, aún hacen de este medio uno de pocos usuarios; la educación, como uno de los sectores de mayor relevancia para una pronta actualización.

El internet en nuestro país es uno de los más caros a nivel mundial, sin contar que es uno de los de menor velocidad. Teniendo en cuenta esto último, es obvio que las políticas al respecto aún se encuentran en camino de desarrollo. Y es que temas de mayor importancia como la Educación o la expansión de servicios de Salud también se encuentran por hacer, todavía no se logran resultados que satisfagan a las clases más vulnerables en nuestro país.

Pese a ello, como nos menciona el artículo periodístico de fuente, frente a las carencias se presentan alternativas de gran valor: el uso “offline” de Datos. Sin dudas es una alternativa a la falta de una continua conexión a internet, y frente a ello, no solamente el sector privado, sino también entidades estatales deberían hacer uso de estas herramientas que bien podrían conducirnos ahorrar tiempo y a optimizar nuestros recursos.

Además de ello, el alcance que tiene, no sólo a distancias sino a durabilidad en el tiempo, le otorga un valor adicional a nuevas formas de hacer las cosas en la administración estatal. El hecho que dejemos ciertas labores a las computadoras y alejemos la intervención humana de algunos asuntos, podría traernos muchos beneficios. Países europeos ya están envueltos en una gran revolución tecnológica, acompañados por aspectos de capacitación y continua formación, logran un avance sostenible.

La tecnología, en tanto herramienta de trabajo y producción, es un elemento de la economía sostenible, y no debe ser apartada de los intereses que conforman las políticas públicas del Estado.


--
Diego Ganoza

Fuente: Aplicaciones desconectadas: herramientas de competitividad en el mercado

martes, 13 de junio de 2017

Perú y Canadá: repensemos nuestra posición en el mercado internacional

Perú Canadá

Perú.- Acuerdos comerciales como a los que queremos llegar con Canadá, son de mucha importancia para el país. Digo ésto no sólo por un tema de dinámica comercial y aumento de capitales extranjeros en nuestro Perú, y el aumento de su presencia en el mercado internacional; sino también como una oportunidad más para plantearnos seguir potenciando un tema de crecimiento sostenible, pese a las tareas aún pendientes a nivel interno.

Entrar a competir en mercados internacionales demanda por nuestra parte estar preparados, porque el flujo es en doble sentido: vendemos y compramos. El ingreso de productos extranjeros se hará para competir con los nacionales, y si no nos encontramos mejor preparados: relación calidad-precio, estaremos en una seria desventaja.

El mercado canadiense, y por ende su empresariado, posee una dinámica y un tamaño mucho mayor que el peruano, por lo que tener un Tratado de Libre Comercio debe tomarse desde las puntas: es decir, el Perú no debe descuidar los beneficios que debe traer acuerdos como éste. En particular, se debe proteger al micro y pequeño empresario. Esta protección debe darse desde distintas expectativas: tributarias, formativas, etc.

Si bien es cierto que la participación en mercados extranjeros es una gran herramienta para la internacionalización de nuestras empresas; ello debe estar respaldado de una política agresiva en el cuidado de nuestro mercado interno.

Hace poco vivimos el ingreso de un mercado Chino, cada vez más omnipresente en el mundo; por lo que comerciantes, como los del “emporio Gamarra”, se vieron amenazados, especialmente aquellos dedicados a la industria textil. Competir con los precios que ofrece el mercado Chino es una gran desafío, motivo por el cual la participación conjunta y activa del empresariado y el Estado es vital para poder hacerle frente.

Por otro lado, vemos a nuestro vecino Brasil, integrante de el BRIC, conjunto de países de mercados emergentes: Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica; que mantiene una política un poco más proteccionista de su gran mercado interno. Brasil impone barreras arancelarias altas a aquellas producciones que deseen salir del país así como aquellas que desean ingresar y es que la demanda del mercado Brasileño debe abastecerse en gran medida.

Finalmente, no debemos olvidar que nuestro país fue y es un territorio de emprendedores. Las constantes inestabilidades políticas que hemos sufrido a lo largo de estos años han enseñado al peruano que debe plantearse su propio camino comercial. El tema del emprendimiento, tan de moda en estos años en muchas partes de Europa y Estados unidos, no es nuevo en nuestro país. Por ello, los temas formativos y de actualización deben estar acorde a las temáticas actuales, de acuerdo a las condiciones comerciales que el Perú firme. Es responsabilidad del empresario peruano,a su vez, saber aprehender las mejores estrategias para poder desempeñarse con éxito en este mercado global cada vez más cercano al nuestro.

--

Diego Ganoza


Fuente: Comercio bilateral entre Perú y Canadá aumentó 30% a cinco años de TLC

lunes, 18 de julio de 2016

Sobre el comercio exterior - Nociones previas



Hace algunos meses atrás, brindé una charla sobre Comercio Exterior. Fue realizada de manera online, a través de una videollamada. La charla fue parte de un seminario de emprendimiento dado a los jóvenes estudiantes de Cusco, Perú.

A mí, por supuesto, me dio mucha alegría participar y poder hablar en específico del comercio entre Perú y España. Revisar algunas cifras, y además conversar sobre el entorno económico en que se desenvuelve un emprendedor español dentro de su país y la Unión Europea.

Para comenzar a tratar el comercio exterior entre Perú y España, comentamos algunas nociones previas que hay que tener en cuenta para poder llegar a ese punto y a partir de ahí, desarrollar el tema.
Cuando una persona o empresa desea iniciar sus actividades en el comercio internacional, debe hacerse varias preguntas. Estas preguntas deben cumplir la finalidad de trazar el camino para cumplir sus objetivos.
  • ¿Cómo?: preguntarnos ¿Cómo empezaré? ¿Cómo hago socios? ¿Cómo consigo las primeras ventas? etc. Hace que reflexionemos sobre las herramientas o vías que tenemos más próximas para comenzar a trabajar. Es importante esta pregunta porque a partir de ella tendremos una idea de lo que será nuestra estratégia a seguir.
  • ¿Cuándo?: Esta pregunta tiene muchas vías y formas de aplicar, ya que se responde de acuerdo al ámbito en el que deseamos actuar. Por ejemplo: ¿Cuándo comenzaré a exportar? ¿Cuándo comenzaré a vender? ¿Cuándo tendré mi primer cliente? etc. Este tipo de preguntas, además de contribuir con la estrategia de ventas, nos impulsa a mantener un cronograma de trabajo: un punto de partida y un punto de llegada en el calendario. La respuesta a esta pregunta varía dependiendo de algunos factores: si estás en el sector de la moda, dependerá de la temporada o de algún lanzamiento público; pero si estás en el sector de alimentos, dependerá de las fechas de las temporadas altas y bajas, de la demanda según la zona de ventas, entre otros.
  • ¿Dónde?: Para responder esta preguntar deberemos situar en el mapa nuestras ventas y por ende, nuestro público objetivo. Las zonas pueden ser tanto regionales, nacionales, continentales, etc. Si bien es cierto que con el uso continuo del internet en nuestros días, las zonas para presentar nuestros productos o servicios pueden ser a escala mundial, aún sigues existiendo fronteras que nos limitan nuestro actuar comercial, como por ejemplo: si no sabemos el idioma del lugar, no podremos dinamizar nuestro esfuerzo; si los impuestos que esta zona establece a nuestro producto son muy altos, el margen no podrá ayudarnos a ser sostenibles; si los usos y costumbres de la zona no incluye nuestro producto, será muy complicado hacernos de un espacio. Y un largo etc.
  • ¿Cuánto?: Para explicar la respuesta a esta pregunta, voy a dividirla en dos: una respuesta interior y otra exterior. Para responder la parte interior debemos realizar comenzar por conocernos a nosotros mismos, y sobretodo, saber con cuántos recursos contamos. El dinero y otros recursos (profesionales, personales, sociales, etc.), pueden ser factores determinantes en el proceso final de una venta. Por otro lado, para la repsuesta exterior, debemos respondernos el ¿Por cuánto?. Por cuánto estaremos dispuestos a comenzar a negociar o aspirar a observar otros mercados. No es lo mismo comenzar con 100 dólares a que con un millón. La Inversión de estos recursos en su conjunto podrían aumentar o no nuestra capacidad.
No olvidemos que contar y cumplir con cada paso, no es un símbolo de éxito asegurado. Comenzar en los procesos de importación o exportación involuccra varios factores ajenos a nuestro control. Pero ello no debe ser razón para descuidar el norte de nuestro negocio.

--
© Derecho -en los hechos-
Maira Gall