lunes, 7 de octubre de 2013

Ética y Derecho Humanos

A comparación de décadas anteriores, hoy en día vivimos en un mundo donde el reconocimiento y el alto grado de valor que la gran mayoría de países han dado a los Derechos Humanos, ha posibilitado la afirmación de que estos Derechos forman parte de la vida misma en una sociedad.

Si bien es cierto que aún existen muchos problemas por resolver en temas de Igualdad, Libertad, etc. Se ha logrado un avance en cuanto las funciones que cumplen los actores sociales. El Estado ya no es un simple rector que protege los daños causados al ciudadano; si no que además, evita y realiza incentivos para su garantía. Ya no se trata sólo de evitar el daño, si no que los beneficios de los Perú-ArteDerechos estén al alcance de todos los miembros de la comunidad.

La doctrina de los Derechos Humanos, no se encierra en sí misma. Ella abarca además temas de Derechos económicos, políticos, sociales y culturales; permitiéndole un desarrollo cabal, es decir, completa e integral. Y lo logrará partiendo de una madurez social basada en la solidaridad, la cual se entiende como el respeto, como forma creativa de cuidado. Muchos años se han vivido llenos de violencia e injusticias, revestidos de indiferencias y atropellos; sin embargo, hoy por hoy debemos exigirnos un nuevo conocimiento y una aproximación más convincente hacia la ética en nuestras vidas.

En el Perú, los Derechos Humanos han logrado un gran avance, pero ello necesitará de una triple obligación fundada en la memoria, inteligencia y voluntad. Esta obligación debe ser asumida por todos. Así encaminaremos hacia una dirección ética-social, donde encontraremos el recuerdo, el reconocimiento y la acción. Es verdad que este camino moral puede transformar nuestras habituales ocupaciones y preocupaciones, las que nos pueden desviar; pero si logramos avanzar en él, podremos asimilar el reconocimiento de los Derechos Humanos en nuestros días, en nuestra cultura.

Finalmente, este camino debe ser recorrido por todos. Es una tarea que todos debemos cumplir, ya que nos sólo significa un acto de justicia frente a los demás, sino también una aventura a la constitución integral de la propia vida.

--
Resumen extraído de:
ÉTICA Y DERECHOS HUMANOS
Salomón Lerner F.

--
@diegoganoza

© Derecho -en los hechos-
Maira Gall