domingo, 23 de febrero de 2014

Social Media Week 2014–Barcelona (#smwbcn) 2/3

Ya con la semana en marcha, me tocó ir a lo que sería mi segunda jornada en el Social Media Week – Barcelona. Esta vez los contenidos de las presentaciones girarían entorno a la Publicidad y el Marketing. Dentro de ellos, una ponencia bastante interesante titulada “Memecracia”.

MEMECRACIA

Hoy en día existen unas “graficas” llamadas Memes, que están cargadas de mensajes que se han vuelto muy famosos. En ellas hay mensajes irónicos, burlas, menciones, etc. Cada mensaje está contextualizado a una noticia del momento o a un personaje en específico. No es para menos ya que en el mundo de internet, la información que nos llega es de forma instantánea y masiva. La “viralidad” con la que se desarrollan estos mensajes hacen que nuestra voluntad para comprar, vender, votar, comer, etc. Sea influencia, e incluso determinada, por la manera cómo entendemos este mensaje.

Este medio de comunicación casi siempre va cargado de un mensaje político. O en él se hace referencia a una cita o a un contexto que ha causado particular interés en la sociedad. Tal es ello, que ahora sirve como herramienta para obtener resultados a favor y en contra. Por ejemplo, como señaló la ponente, Delia Rodríguez, actualmente existen dos personajes “memécratas” que están haciendo de la viralidad algo de todos los días: con sus actuares y frases, las redes sociales se llenan de sus imágenes y citas, ¿quiénes son? Pues el Papa Francisco, y Barack Obama.

Hace algunos años, Barack Obama publicó esta foto, en la que sale abrazando a su esposa, luego de ganar las elecciones presidenciales en su país. Esta imagen no sólo es importante por lo que refleja, sino que además nos conlleva a repensar el proceso que hay detrás de ella: antes de, y luego de publicarla. Un nueva forma de hacer las cosas llamada: estrategia 2.0. En ella vemos que los discursos, en sus diversos medios, deben estar ahora preparados para ser Meme-tizados (a ser usado por citas, imágenes, vídeos, etc.), y el mensaje a dejar en los usuarios sea el que se persigue con su publicación.

Esto también lo vemos a cada momento con cada fotos que se le hace al Papa Francisco, sea con uno de sus discursos, ahora tan sacados de serie, llamativos; y la forma cómo enfoca sus acciones: abrazos, saludos, etc. Sin lugar a dudas, el Papa sabe que no basta con tener una cuenta en Twitter para llegar a los devotos, sino que además, debe saber hacer llegar a ellos su discurso católico.   

Sin embargo no todo lo que se comparte a través de los memes es bueno, y muchas veces no se piensa en las personas que los protagonizan; personas que quizá no tengan nada que ver con el tema central del mensaje pero que forman parte de la burla. Tal vez pase el momento, mas las personajes que protagonizan este tipo de “burlas” quedarán etiquetadas por siempre con ello. Y parte de esta responsabilidad se la llevan los medios de comunicación por ayudar a compartir este tipo de publicaciones. Un ejemplo de ello, fue la publicación de la foto de Obama con Zapatero, en la que aficionados montaron a las hijas de este último con atuendos de la tribu urbana “emo”. Doy el ejemplo, bastante rollo se le dio al tema, ya les corresponde a ustedes buscar más.  

A continuación, les dejo el enlace del vídeo de la ponencia. Mírenlo, que de verdad se los recomiendo:

 

SECRETOS NO DESVELADOS EN EL SOCIAL MEDIA

Una de los temas que me impactó de esta ponencia es el cambio de paradigma que se está planteando en las Redes Sociales. Actualmente, con la revolución que están sufriendo diversas plataformas de comunicación instantánea como WhatsApp, por ejemplo; las redes sociales están dejando a un lado el protagonismo.

La ingente cantidad de empresas que publicitan hoy en día en Facebook, hace que el mensaje que quieren hacer llegar a su público no sea realmente efectivo. Existen tantos datos diluyéndose en la red, que debemos comenzar a pensar que la cantidad ya no es un seguro de éxito comercial. Debemos ir más allá y comenzar a utilizar canales de atención al cliente aún más personalizados e inmediatos. Recordemos que no se trata de “Robot-Media”, sino de “Social-Media” en el que no es bueno utilizar mensajes automatizados para responder las preocupaciones de los clientes.

Prueba de ello, es el servicio de atención al cliente de Klm (Royal Dutch Airlines). Klm ha entendido que utilizar canales de comunicación como las redes sociales es más barato que mantener en servicio un Call-Center. Además, el costo en Publicidad se reduce considerablemente debido al feedback que recibe como resultado de la constante interacción con los usuarios.

Actualmente, la clave en las ventas en una red social está en saber equilibrar el “cuándo, cómo y a quién” queremos llegar. Para ello, existen muchas herramientas como el Analytics, que nos ayudan a seleccionar el público y el sector. Además hay empresas que ofrecen un servicio permanente de lectura en el efecto de las ventas. Es muy curioso, ya que así como las redes sociales van cambiando, el gusto de las personas por ellas también. Todos los días nacen juegos, servicios de mensajería, etc.; y con ellos, nuevas formas de hacer publicidad en internet que debemos saber canalizar.

De ahí que me animase a hacer una pregunta respecto a las nuevas tendencias que se están dando en Facebook: ¿qué tan pertinente es en las ventas que hayan usuarios presentes vs. usuarios activos? Míralo a continuación:

 

Hasta aquí estas dos grandes charlas en lo que iba del Social Media Week. El tercer post de este evento será publicado en unos días. No se la vayan a perder que está bastante interesante, ya que además corresponde a lo que fue el último día en este gran evento. Recuerden que pueden seguir mirando más vídeos de las presentaciones en la misma página del Social Media Week: http://socialmediaweek.org/barcelona/schedule/ 

Finalmente, les animo a seguirme en Twitter para más novedades al respecto.

Como siempre, espero que les sea útil esta información que les he compartido y ¡nos leemos en el siguiente post!

--
@diegoganoza

© Derecho -en los hechos-
Maira Gall